¡No Sabía que eso era Corrupción!

Posted by: Lemaitre Consultores Bogota
Category: Ética y Compliance

eXcusa Nº. 1

Durante años, la corrupción se ha definido como el “Abuso del poder confiado para beneficio propio. Puede clasificarse como grande, pequeño o político, dependiendo de la cantidad de dinero perdido y del sector donde ocurra”[1]. Sin embargo, en el 2011 se establece en el Estatuto Anticorrupción la corresponsabilidad del sector privado para acabar con la idea de que la corrupción se presenta solamente en el sector público, definiendo como corrupción privada “el que directamente o por interpuesta persona prometa, ofrezca o conceda a directivos, administradores, empleados o asesores de una sociedad, asociación o fundación una dádiva o cualquier beneficio no justificado para que le favorezca a él o a un tercero”[2].

La corrupción nos toca a todos, directa o indirectamente, el hecho de relacionarlo exclusivamente con ciertas actividades no nos deja ver que en nuestro rol diario podemos tener diferentes actos que se han naturalizado, justificado y que alimentan el fenómeno en Colombia y en la mayoría de los países de América Latina donde se justifican actuaciones ilegales como parte de la cultura o idiosincrasia, se vuelve común muchas veces escuchar decir “Aquí las cosas se hacen así”. Ejemplos como el pago al policía de tránsito para que no nos multe, el pago al señor del servicio público para que no suspenda los servicios, las invitaciones personales a los tomadores de decisiones para que incluya nuestros productos en su empresa, etc. Aun, sin entregar dinero u otro beneficio, el ofrecerlos con el fin de obtener alguna ventaja indebida se constituye como una conducta antiética, que además pueden tener sanciones jurídicas.

Hoy, la corrupción puede ser mucho más sutil, lo que hace más difícil a las y los empleados reconocerla. Sin embargo, frente a la duda es mejor consultar ya sea al jefe inmediato o al oficial de cumplimiento, si identificamos actuaciones que nos parecen sospechosas o inusuales es nuestra responsabilidad darlas a conocer y no ser cómplices de la situación. Las compañías deben garantizar que frente a los hechos denunciados la información será tratada confidencialmente y que el empleado, siempre y cuando haya denunciado de buena fe y sin mala intención, no sufrirá ninguna retaliación.

No siempre lo correcto es tan claro. Por esta razón, informar a los empleados sobre las áreas que los pueden apoyar antes de tomar decisiones, será la mejor alternativa para mitigar riesgos en las empresas. El programa de cumplimiento debe ser más preventivo que reactivo. Existe una delgada línea entre algunas prácticas legales y corruptas. Por ejemplo, el dar regalos u ofrecer atenciones es una práctica común y completamente legal en situaciones en que se busca mantener una buena relación comercial o demostrar la generosidad y capacidad de una empresa. Sin embargo, estas pueden constituirse en un compromiso para quien las recibe, y generan un trato preferente hacia quien lo hace. El dar regalos u ofrecer atenciones con la finalidad directa de influir en una decisión es considerado un soborno.

Estos matices complican la tarea de definir con precisión la corrupción y pueden ser aprovechados por las y los empleados con o sin intención, como excusa para llevar a cabo conductas ilegales. En general debemos alentarnos a hacernos tres preguntas frente a los hechos que nos generen dudas: ¿Es legal?, ¿Es ético?, ¿Cómo me sentiría si todos saben que estoy involucrado?

El documento Conflicto de Interés[3] del Banco Interamericano de Desarrollo -BID- (Catchick, 2014) señala que “todos los actos de corrupción contienen implícitamente un conflicto de interés”. Este es definido por el Icontec como toda “situación donde los intereses de negocios, financieros, familiares, políticos o personales podrían interferir con el juicio de valor del personal en el desempeño de sus obligaciones hacia la organización”.

En la toma de decisiones todos nos podemos enfrentar a conflictos de interés, lo importante es tener en cuenta que la decisión final no favorezca mis intereses personales, familiares o un tercero que esté haciendo algún tipo de ofrecimiento por beneficiarlo con esa decisión. En otras oportunidades se presenta que se favorecen los intereses de mi empresa condicionando la voluntad del otro, por ejemplo: regalos, beneficios u hospitalidades. El documento de UNODC “Programa Anticorrupción de ética y cumplimiento para las empresas: Guía práctica[4]” se refiere a las fuentes de los conflictos de intereses entre los que se encuentran: dar empleo a familiares, las inversiones financieras, los puestos internos paralelos, los nombramientos externos, entre otros. El punto es ¿cómo lo estamos abordando en la empresa?, ¿es suficiente lo que estamos haciendo?, ¿los empleados tienen claro qué es un conflicto de interés?

En materia de lucha contra el soborno transnacional, Colombia ha desplegado esfuerzos significativos encaminados a evitar la corrupción. En este contexto, el país ha celebrado diversos acuerdos internacionales aprobados por el Congreso de la República, tales como la Convención Interamericana contra la Corrupción de la Organización de Estados Americanos, en 1997, la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción – UNCAC – en 2005 y la Convención de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (“OCDE”) para Combatir el Cohecho de Servidores Públicos Extranjeros en Transacciones Comerciales Internacionales, en 2012. En este sentido, se promulgó la Ley 1778 del 2016 o Ley Anti-Soborno, en virtud de la cual se establece un régimen especial para investigar e imponer sanciones administrativas a las personas jurídicas involucradas en conductas de soborno transnacional.

[1] https://www.transparency.org/what-is-corruption

[2] Artículo 250A, adicionado por el artículo 16 de la Ley 1474 de 2011.

[3] Desafíos y oportunidades para implementar un sistema efectivo de prevención y control.

[4] Programa anticorrupción de ética y cumplimiento para las empresas: Guía práctica, 2013. https://www.unodc.org/documents/ corruption/Publications/2013/13-85255_Ebook.pdf

No eXcusas_1_Enfrentando Los Hechos

Ver guía completa https://www.allianceforintegrity.org/wAssets/docs/publications/No-eXcuses/Colombia_No-eXcuses.pdf

Deja una respuesta

Suscríbase a nuestro Boletín

Únase a nuestro boletín y reciba contenidos de interés relacionados con ética y cumplimiento corporativo, gestión de riesgos corporativos y estrategia y gestión empresarial.

Muy bien, se ha suscrito a nuestro boletín.