Culpa y vergüenza: su relación con la corrupción.

Posted by: Lemaitre Consultores Bogota
Category: Corrupción Corporativa, Ética y Compliance

Por: Carolina Gutiérrez de Piñeres
PhD. en Psicología – Experta en Neurociencias.

Existe una lista amplia de emociones morales, pero nos centraremos en esta publicación en dos emociones morales particulares: la culpa y la vergüenza. Estas son conocidas como emociones morales «autoconscientes», que tienen una valencia negativa, y se diferencian de otras emociones morales como con valencia positiva, como la elevación o la gratitud.  

Estas emociones autoconscientes, aparecen cuando las personas toman la decisión de llevar a cabo conductas que probablemente tengan consecuencias negativas para el bienestar de los demás y el propio, como los actos de corrupción. La mayoría de personas tienen la capacidad de mentir, engañar o robar, pero no lo hacen porque saben que estos comportamientos son incorrectos y violan normas, no solo sociales, sino morales. La clave para diferenciar aquellos que deciden realizar este tipo de actos, de aquellos que, aun pudiendo hacerlo, eligen no hacerlo, está en la capacidad de anticipar y experimentar estas emociones.  

La culpa y la vergüenza se han tratado como sinónimos, sin embargo, los estudios en neurociencias, permiten diferenciar actividades neuronales para cada una. De esta forma, hoy conocemos al menos tres categorías para diferenciar la una de la otra. Estas categorías son: a) el tipo de eventos que las desencadenan; b) la naturaleza de la transgresión; y c) el grado en el que la que la persona interpreta el evento (Tangney, Stuewig & Mashek, 2007).  

De acuerdo con Baumeister, Stillwell y Heatherton (1992), Olthof, Ferguson, Bloemers y Deij (2004) y Cohen et al., (2011), la culpa se vincula con las preocupaciones sobre las transgresiones del yo o la trasgresión a los propios valores y a la conciencia de estos. Sigue a las valoraciones de haber transgredido a otro individuo; y motiva comportamientos de restauración de relaciones, la prosocialidad y la empatía. Esta es una experiencia generalmente privada, que aparece como resultado del remordimiento.  

Para Tangney (1992), Tangney et al. (2006) y Cohen et al., (2011), la vergüenza se entiende como las preocupaciones amplificadas sobre los propios defectos caracterológicos o la revelación a otras partes de un error que se ha cometido, dado que las valoraciones de los atributos negativos del yo instigan la vergüenza. Aparece como resultado de las auto deficiencias percibidas con el objetivo de promover la negación, la evitación o la autodefensa, y motiva a la fuga, la retirada o la prevención de la autodenigración. Esta se puede producir por eventos que contengan o no una trasgresión moral. Mientras la culpa solo se produce en situaciones que incluyen una violación moral.  Esta emoción surge cuando una persona es expuesta públicamente a la desaprobación por parte de otros, que conocen la transgresión moral. Tiene una duración más corta que la culpa.  

Por ello se piensa que la disposición hacia los sentimientos autoconscientes de culpa y vergüenza podrían predecir si una persona se involucraría o no en un comportamiento de corrupción, debido a que se ha dicho que ambos son determinantes del comportamiento prosocial y antisocial, siempre y cuando las personas tengan la capacidad de anticipar y experimentar sentimientos de culpa y vergüenza en respuesta a causar daño a otra persona o a una organización. Si se experimentan de forma anticipada, juegan un papel esencial en la inhibición de conductas antisociales.  

Por el contrario, si se experimentan posterior a una conducta ejecutada, podrían indicar que la persona no lo hará nuevamente, debido al malestar que producen los sentimientos de tensión, remordimiento y arrepentimiento asociados con estas emociones, e impulsarán a las personas a corregir y compensar el comportamiento inapropiado, intentando restaurar la relación que se vio afectada. 

Deja una respuesta

Suscríbase a nuestro Boletín

Únase a nuestro boletín y reciba contenidos de interés relacionados con ética y cumplimiento corporativo, gestión de riesgos corporativos y estrategia y gestión empresarial.

Muy bien, se ha suscrito a nuestro boletín.