Relación entre ética, gobierno corporativo y corrupción

Posted by: Lemaitre Consultores Bogota
Category: Corrupción Corporativa
asesores empresas lematre

Los crecientes escándalos sobre el manejo que los gobiernos le dan a los recursos públicos, los empresarios y directivos a sus empresas y los individuos a su comunidad, nos llevan a preguntarnos si hay alguna relación entre la ética, el gobierno corporativo y la corrupción, la respuesta es Sí, pues no podemos desligar la lucha contra la corrupción de quienes son los protagonistas de estos actos: las personas. Es allí donde está lo fundamental, la ética.

La Real Academia de la Lengua Española define la ética como el “conjunto de normas morales que rigen la conducta de la persona en cualquier ámbito de la vida» (RAE).

Como lo señala Antonio Argandoña, “la ética personal es la misma ética empresarial, ya que somos individuos únicos que nos desarrollamos en diferentes roles en nuestra vida, con una manera determinada de actuar en todos ellos, es decir que quién es ético, tiene acciones éticas que confirman este modo de actuar” (La Ética en la empresa. Nota Técnica de la División de Investigación del IESE. Barcelona – Madrid: IESE).

Siendo así las organizaciones, al ser un conjunto de personas con un fin común, mantienen el precepto de la ética personal y la suma de las éticas de los individuos que la componen, las cuales se integran en el gobierno corporativo, definido por la CAF (Banco de desarrollo de América Latina) como “el conjunto de prácticas, expresadas formalmente o no, que gobiernan las relaciones entre los participantes de una empresa, principalmente entre los que administran (la gerencia) y los que invierten recursos en la misma (los dueños y los que prestan dinero en general”). http://scioteca.caf.com/handle/123456789/842

Conscientes de la importancia de fortalecer el gobierno corporativo, como base para el desarrollo de las empresas e individuos y por ende de los estados, varias organizaciones han promulgado principios para guiar estas relaciones, entre las cuales se encuentran:

 Pacto Global: Los 10 Principios basados en Declaraciones y Convenciones Universales aplicadas en cuatro áreas: Derechos Humanos, Medio Ambiente, Estándares Laborales y Anticorrupción. Consultar en: https://bit.ly/2HglQZT
 Gobierno Corporativo de la OCDE y del G20: Agrupa los principios en seis (6) categorías. Consultar en:https://bit.ly/2REAH5f
 Estándares de Buen Gobierno -CAF-: El Banco de Desarrollo de América Latina -CAF- agrupa los estándares para las empresas en tres (3) grupos. Consultar en: https://bit.ly/2D9s2CK

Una vez entendido que en el marco del buen gobierno corporativo es de vital importancia promover los comportamientos de ética y transparencia, tanto de individuos como en las organizaciones, y que esto redunda en acciones concretas que buscan acabar con el flagelo de la corrupción, veamos qué se define como corrupción:

De acuerdo con el CONPES 167, corrupción es el ¨uso del poder para desviar la gestión de lo público hacia el beneficio privado¨. Sin embargo, en esta definición sólo quedaría tipificada la corrupción pública, dejando por fuera la corrupción privada. Francisco Bernate afirma que “se comete este delito cuando (concusión privada) un empleado, directivo, administrador o asesor de una sociedad solicite a un tercero algún tipo de beneficio por realizar o no, un acto propio de sus funciones” https://www.asuntoslegales.com.co/analisis/francisco-bernate-ochoa-508016/el-delito-de-corrupcion-privada-2082536 .

Uniendo estos dos conceptos, se podría definir que el acto de corrupción requiere que las partes busquen un beneficio privado o propio, indistintamente si es una persona jurídica o natural, y tengan el poder de influir sobre la decisión de otro para el logro de este objetivo.

Argandoña, manifiesta que existe una estrecha relación entre la ética y el buen gobierno corporativo, toda vez que el comportamiento de los directivos contribuye positiva o negativamente a la cultura organizacional, al desarrollo de sus colaboradores, y con sus decisiones guían los fines y medios para construir una empresa ética.

Teniendo en cuenta lo anterior, la construcción de empresas éticas debe basarse sobre el pilar de la ética de los tomadores de decisiones, quienes guían la voluntad de la empresa en la lucha contra la corrupción.

Autor, Liliana Gutiérrez de Piñeres Botero, Gerente de Lemaitre Consultores SAS

 

Deja una respuesta

Suscríbase a nuestro Boletín

Únase a nuestro boletín y reciba contenidos de interés relacionados con ética y cumplimiento corporativo, gestión de riesgos corporativos y estrategia y gestión empresarial.

Muy bien, se ha suscrito a nuestro boletín.